Tipos de estructuras narrativas

Escrito por Toby Jones ; última actualización: February 01, 2018
Jeff Randall/Lifesize/Getty Images

Las historias son poderosas y a veces incluso transforman nuestras vidas. Ya sea que estemos leyendo una novela apasionante, escuchando el cuento de un bardo o viendo una representación dramática en el escenario o en la pantalla, la narración es una forma de arte con múltiples niveles de significado. Pero no todas las historias son iguales. Se desarrollan de manera diferente dependiendo de su estructura narrativa particular. Saber algo acerca de algunas de las formas más comunes de la estructura narrativa te ayudará a profundizar tu apreciación y a mejorar la comprensión de las historias con las que te encuentres.

Cronológico o lineal

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

La estructura narrativa más tradicional y más común es la lineal o cronológica. Esta historia se organiza en torno a una serie de eventos y momentos importantes que a menudo se etiquetan y ordenan de la siguiente manera: la acción creciente o la precipitación de un incidente, el conflicto, el momento obligatorio, el clímax, la resolución y la caída de la acción. La mayoría de las historias infantiles y muchos clásicos de la literatura y del cine se basan en esta estructura predecible y arquetípica.

La narración fracturada

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Algunos escritores y narradores prefieren estructurar sus narraciones de manera menos lineal, por lo cual son capaces de saltar hacia atrás y adelante en el tiempo. Si piensas en escenas de películas donde hay una retrospectiva, podrás tener una idea de cómo el tiempo puede fracturarse o doblarse para alterar o intensificar una historia. "Mientras Agonizo" de William Faulkner, es un poderoso ejemplo de una estructura narrativa fracturada en la cual a lo largo de todo el libro se ve un solo evento breve a través de los ojos y la voz de una docena de personajes. Para lograr esto, Faulkner tiene que mover su narrativa a través del tiempo, ya que cada personaje cuenta la historia como él la experimentó o presenció.

Narrativa enmarcada

Andy Reynolds/Lifesize/Getty Images

Algunas historias son en realidad historias dentro de otras historias. En "El Corazón de las Tinieblas" de Joseph Conrad, por ejemplo, el narrador Marlowe se encuentra en un barco por el Támesis con un puñado de otros marineros cuando les cuenta la historia de su viaje hacia el corazón de la región del Congo. Mientras está absorto en la historia del Congo, el lector puede incluso olvidar que el narrador está en realidad contando la historia a sus compañeros marinos en el barco. "El Mago de Oz" es una narración enmarcada similar. La porción de la historia de Oz sólo ocurre dentro de la cabeza de Dorothy, y es una secuencia de sueños incrustados dentro de la vida en el "hogar" de Dorothy en Kansas.

La narrativa circular o épica

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Algunos cuentos terminan donde comienzan, con el héroe o protagonista volviendo a casa después de su viaje épico. "La Odisea" de Homero es un buen ejemplo de esto. Odiseo debe dejar su amada isla Ítaca y a su alma gemela Penélope para tomar lo que equivale a una odisea de 30 años. Pero en última instancia, el viaje termina con su regreso a casa. Joseph Campbell, una de las principales autoridades en mitos y viajes de los héroes, encuentra que este relato circular es una estructura narrativa prominente a través de todas las culturas, religiones y épocas.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jeff Randall/Lifesize/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article