Cómo hacer simulacros de incendio en mi guardería casera

Escrito por Dianne Christensen-Herman ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Muchos de nosotros todavía recordamos practicar simulacros de incendio en la escuela primaria o guardería cuando éramos jóvenes. El simulacro sigue atrincherado en nuestras mentes, y todos recordamos qué hacer en caso de incendio. Es importante que los niños practiquen simulacros de incendio para que en tiempos de pánico sepan exactamente cómo salir del edificio fácil y rápidamente. Existen algunos lineamientos que seguir al hacer simulacros de incendio con los niños en una guardería casera.

Advierte a los niños que un simulacro de incendio está por ocurrir para que no se preocupen. Enciende la alarma y diles que eso significa que hay un simulacro de incendio cuando la escuchen. Si no hay una alarma, suena una campana o haz un ruido específico para señalar un simulacro de incendio.

Explícales a los niños que cuando escuchen la alarma o ruido, deben levantarse rápidamente y dejar todo atrás. Señala todas las salidas con anterioridad en caso que se separen del grupo.

Toma la lista de asistencia a la salida. Diles a los niños que sigan a su maestro a la salida más cercana en una línea de parejas detrás del adulto. Marca un punto específico donde deben reunirse afuera cuando haya un simulacro y explícales que tienen que ir a ese lugar.

Cierra la puerta detrás de ti después de asegurarte de que todos han salido. Haz una cuenta rápida para asegurarte de que todos hayan salido seguramente.

Practica el simulacro rutinariamente para que los niños sepan exactamente qué hacer en caso de un incendio real.

Consejos

Si los niños están preocupados sobre el simulacro o no cooperan, trata de convertirlo en un juego. Siempre explica la importancia del simulacro, pero la mayoría de niños están dispuestos a participar de un juego y puede quitar la parte tenebrosa de un incendio de sus mentes.

Practica el plan de escape hasta que todos los niños lo conozcan completamente.

Haz preguntas a los niños después del simulacro para asegurarte de que entiendan.

Si hay niños que no pueden caminar, tendrás que agarrarlos primero en un simulacro y asegurarte de que salgan.

×