Propiedades de los pernos de acero inoxidable

Escrito por Sebastian Malysa ; última actualización: February 01, 2018
Conocer las propiedades del acero inoxidable te ayudará a decidir qué elemento de fijación elegir.

Los pernos de acero inoxidable proporcionan una gran fuerza y ​​son altamente resistentes a la corrosión. Según el "Manual del diseñador de sujetadores de acero inoxidable" es más rentable utilizar un sujetador más caro y resistente a la corrosión en el primer lugar que usar y luego reemplazar, los tornillos que se oxidan. Conocer las propiedades de los pernos de acero inoxidable te acercará un paso más para elegir el sujetador adecuado para tus necesidades.

¿Qué es el acero inoxidable?

Qué es el acero inoxidable.

El acero inoxidable se compone de una familia de aleaciones a base de hierro que contienen 10,5 por ciento o más de cromo. El cromo es responsable de alta resistencia a la corrosión y al calor del acero inoxidable. Además, el níquel, el manganeso, el molibdeno, el azufre, el selenio, el titanio y otros elementos de aleación también componen el acero inoxidable. Estos elementos mejoran su resistencia a la corrosión, al calor y su fuerza. Con tantos ingredientes diferentes en el acero inoxidable es fácil ver por qué hay más de 60 tipos.

Clasificaciones

Clasificación de los tornillos de acero inoxidable.

Los tornillos de acero inoxidable tienen cinco clasificaciones principales: austeníticos, martensíticos, ferríticos, templados por precipitación y dúplex. El austenítico se identifica por la serie 200 y 300, sólo puede ser endurecido en frío y tiene excelente resistencia a la corrosión. El martensítico se identifica por la serie 400, es magnético y muy duradero, pero menos resistente a la corrosión. El ferrítico es muy similar al martensítico, la única diferencia es que no está endurecido por tratamiento térmico, mientras que el martensítico sólo es endurecido mediante dicho tratamiento. El templado por precipitación se identifica por números solamente SNU (Sistema de Numeración Unificado) y se lo considera un acero inoxidable excelente. El duplex combina el ferrítico y el austenítico, lo cual crea un acero inoxidable muy duradero y resistente a la corrosión.

Resistencia a la corrosión

Los pernos son resistentes a la corrosión.

El cromo es el elemento responsable de darle a los pernos de acero inoxidable su nombre. Cualquier metal con 12 por ciento o más de cromo no se oxida y es extremadamente resistente a la corrosión. Debido a esto, los pernos de acero inoxidable se utilizan a menudo en ambientes benignos y extremos, tales como piscinas, fábricas de papel y plantas de tratamiento de agua. Además, estos pernos tienen buena incrustación y resistencia a la oxidación, lo que los hace perfectos para ser sumergidos en un líquido (ya sea ácido carbónico, petróleo crudo, sangre o agua), para ser usados en ambientes secos o una combinación de ambos.

Resistencia

La mezcla de metales aleados que conforman los pernos de acero inoxidable los hacen extremadamente durables y fuertes.

La mezcla de metales aleados que conforman los pernos de acero inoxidable los hacen extremadamente durables y fuertes. El níquel se utiliza para darle a los pernos su ductilidad y el carbono se emplea para darles mayor resistencia. Además, el titanio y el aluminio mejoran significativamente las propiedades mecánicas de dichos pernos, haciéndolos aún más fuertes. Por comparación, los pernos de acero inoxidable austenítico tiene la resistencia a la tracción y el límite de elasticidad de 600 MPa, mientras que el aluminio tiene la resistencia a la tracción y el límite de elasticidad de 200 MPa.

No necesitan ninguna capa de protección

La resistencia a la corrosión es una propiedad inherente de los pernos de acero inoxidable.

La resistencia a la corrosión es una propiedad inherente de los pernos de acero inoxidable, lo que los hace superiores a cualquier perno con una capa protectora que eventualmente se puede rayar o erosionar. Los pernos de acero inoxidable tienen resistencia a la corrosión desde la superficie hasta el núcleo. A pesar de que los sujetadores de acero galvanizado son adecuados en ambientes templados, terminan por fallar, lo que terminará costando más dinero para reemplazarlos. Los tornillos de acero inoxidable pueden costar más, pero van a durar mucho más tiempo. Curiosamente, algunos fabricantes de tornillos de acero inoxidable le aplican un revestimiento protector sólo para cambiar el color del producto acabado a petición de un cliente.

Tipos de pernos de acero inoxidable

Existen seis tipos de tornillos de acero inoxidable.

Existen seis tipos de tornillos de acero inoxidable: tirafondos, hexagonales, de carruaje, limitadores, hexagonales métricos y de montaje. Los pernos de fijación o tirafondo se utilizan generalmente para fijar la madera. Los tornillos de cabeza hexagonal se utilizan comúnmente para construcción o reparación. Los pernos de carruaje están diseñados para fijar la madera y tienen un tope abovedado con una forma cuadrada en la cabeza que aprieta las dos piezas de madera. Los tornillos de ajuste o limitadores son empleados para crear un punto de pivote. Los hexagonales métricos se utilizan para conectar elementos que tengan rosca métrica. Mientras que los pernos de montaje tienen una cabeza pasante y están diseñados para sujetar las cosas que requieren una cabeza en ambos lados de la ensambladura.

Sobre el autor

Based in Victoria, British Columbia, Sebastian Malysa began his writing career in 2010. His work focuses on the general arts and appears on Answerbag and eHow. He has won a number of academic awards, most notably the CTV Award for best proposed documentary film. He holds a Master of Arts in contemporary disability theater from the University of Victoria.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article