Cómo pintar paisajes impresionistas

Escrito por Brooke Ashley ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los artistas impresionistas usan los efectos de la luz en la naturaleza para crear una reinterpretación de la realidad. Históricamente, el impresionismo siguió el movimiento naturalista del Renacimiento y los artistas como Monet y Renoir se concentraron en darles a los objetos de los paisajes nuevos valores de colores. Un ejemplo de esta visión es pintar un océano con tonos rosa para mostrar los efectos del atardecer. Los paisajes son un tema popular entre los impresionistas y para pintarlos se necesitan pinceles, cartones de madera, una paleta de colores limitada y técnicas de pinceles.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Haz un bosquejo del dibujo en el lienzo. Con el lápiz suave detalla levemente los elementos del paisaje en el cartón de madera. Esto te permitirá proporcionar la pintura de forma correcta y te servirá de guía para la futura aplicación de pintura. Borra con cuidado los errores que hayas cometido con el lápiz y dibuja encima de ellos cuando sea necesario.

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Mezcla los colores de pintura. Intenta combinar los colores en la fotografía mezclándolos para crear los tonos deseados. Tradicionalmente, los impresionistas usaban variaciones mínimas de colores, así que escoge un máximo de siete u ocho potes de colores para pintar. Experimenta poniendo pequeñas cantidades en potes más grandes y agrega gradualmente la cantidad que sea necesaria hasta que obtengas el tono que deseas.

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Aplica pintura en cada sección. Concibe la escena del paisaje como bloques de color y formas tonales y comienza a pasar el óleo sobre el lienzo. No es necesario que la pintura sea ordenada y puedes aplicar toques espesos de un color para representar el cielo y otras variantes de ese color para crear la formación de nubes.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Comienza a mezclar los colores. Mezcla las vetas y formas de los bloques de colores con pinceladas complejas para darle coherencia al trabajo. El trabajo impresionista es expresivo y eso se refleja en las pinceladas, así que el producto terminado no tiene que estar pulido.

Creatas/Creatas/Getty Images

Enmarca tu trabajo. Luego de emular el proceso de pintura impresionista, muestra con orgullo el arduo trabajo que realizaste enmarcándolo y colgándolo. Si un marco estándar no es adecuado para tu pintura impresionista, lleva tu trabajo a una tienda de arte y enmarcado para medir y enmarcar.