¿Cómo metaboliza y digiere la grasa el cuerpo?

Escrito por Carrie Dennett ; última actualización: February 01, 2018
La grasa tiene que ser separada en pequeñas moléculas para poder ser digerida.

La típica dieta occidental es relativamente rica en carbohidratos y grasas, incluso a pesar de que las Guías Dietéticas del 2010 del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recomiendan bajar las grasas saturadas y las grasas trans que los estadounidenses consumen. La recomendación de que los estadounidenses mantengan las grasas saturadas a menos del 10 por ciento de las calorías que consumen diariamente es un esfuerzo para disminuir la obesidad epidémica y las enfermedades del corazón. Comprende cómo tu cuerpo digiere y metaboliza la grasa y te proporciona energía.

La boca

Cuando colocas alimentos en tu boca, como carnes o vegetales, no se encuentran en una forma en que el cuerpo puede utilizarlos inmediatamente. Tienen que ser separados en pequeñas partículas. Esto empieza con la masticación y la liberación de saliva. La saliva viene de las tres glándulas mayores ubicadas dentro de cada mejilla, la parte inferior de la boca, debajo de la mandíbula y en el frente de la boca. Ésta es una combinación de agua y enzimas que ayudan a separar los alimentos. La amilasa, la lisozima y la lipasa lingual ayudan a empezar a separar las grasas y hacerlas más fáciles de tragar.

El estómago

Una vez que es adecuadamente masticado, el bolo alimenticio, en esta caso la grasa, es tragado y enviado al estómago para separarlo posteriormente. El estómago produce otro grupo de enzimas que producen ácido estomacal en un esfuerzo para separar la grasa en partículas más pequeñas. Los alimentos son almacenados en el estómago hasta que son adecuadamente separados y pueden ser enviados al intestino.

El hígado y la vesícula biliar

El hígado produce bilis, otro tipo de enzima digestiva específicamente creada para separar la grasa. La bilis es enviada a la vesícula biliar para su almacenamiento. Cuando la vesícula biliar recibe una señal diciendo que hay grasa para digerir, libera bilis en el intestino cuando se encuentra con la grasa que ha sido separada en el estómago. La bilis se disuelve en una sustancia aguada para poder ser digerida por enzimas del páncreas y del intestino.

Absorción y metabolismo

Los jugos intestinales y pancreáticos convierten la mayor parte de las moléculas de grasa en ácidos grasos y en colesterol. Estas moléculas se mueven en las células mucosas del intestino, donde son formadas de nuevo en grandes moléculas grasosas y son movidas por el sistema a través de la sangre circulante y depositadas en varias áreas del cuerpo. La grasa es la última en ser metabolizada cuando el cuerpo necesita energía. Sólo cuando el cuerpo ha usado toda la glucosa circulante de los carbohidratos utilizará sus recursos de grasas.

Sobre el autor

Carrie Dennett is a Seattle-based registered dietitian nutritionist and journalist. She has been a health, wellness and nutrition writer since 2004, and currently writes a nutrition column for "The Seattle Times." She holds a Master of Public Health in nutritional sciences from the University of Washington.

Créditos fotográficos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article