Mejores obras de ilusión óptica

Escrito por Eugenia Orbe ; última actualización: February 01, 2018

Overview

¿Cuántas veces el ojo nos ha jugado algún truco que no nos ha permitido ver la realidad? Existen obras de todo tipo de arte dedicadas a generar este engaño, producir efectos visuales o permitir segundas lecturas. Algunas con trabajos tridimensionales, otras mediante dibujos o pinturas que representan dos imágenes diferentes a la vez, otras que juegan con la perspectiva o las figuras geométricas generando confusión. Descubramos algunas de las mejores obras de ilusiones ópticas y a sus artistas detrás de ellas.

¿Posible o imposible?

Maurits Cornelis Escher fue un artista holandés que ha dedicado su trabajo a representar figuras imposibles e imágenes que parecen provenientes de mundos imaginarios. Se considera uno de los padres de la ilusión óptica. Fue famoso por reflejar gráficamente como nadie el pensamiento matemático moderno y los conceptos geométricos, sin ser un matemático. Esta imagen es una de sus obras más famosas, llamada "Relatividad" y basada en la distorsión de la fuerza de gravedad, donde se perciben varios mundos a la vez pero regidos por diferentes ejes. Como puede verse en esta obra, en los trabajos de Escher conviven simultáneamente conceptos antagónicos como arriba-abajo o dentro-fuera.

Manos dibujando

Esta obra de 1948 es otro trabajo famoso de Escher, que intenta mostrar los trucos posibles mediante el dibujo y el juego con 2 y 3 dimensiones. En este trabajo pueden verse dos manos que surgen de un dibujo plano, donde cada una dibuja la otra y van cobrando volumen saliendo del dibujo, formando un círculo sin principio ni fin.

Belvedere

Otra obra clásica de Escher. La escena de 1958 parece normal, hasta que el ojo hace foco en la escalera de mano, cuyas patas se ubican en el interior de la construcción y su cuerpo se apoya en la fachada, representando una situación imposible. A su vez, hay un hombre sentado con un cubo en sus manos, cuyas aristas presentan el mismo problema del edificio: están delante y detrás a la vez.

Juegos ópticos surrealistas

El gran Salvador Dalí, entre sus impresionantes pinturas surrealistas, también ha creado varias obras con efectos ópticos gracias a su mano de experto dibujante, jugándole trucos al ojo del espectador. Con una mezcla de sueños y realidad, Dalí logró el equilibrio perfecto en varias de sus obras, entre las cuales se destacan "Comienzo automático de un retrato de Gala", "Desmaterialización de la nariz de Nerón", "El camino del enigma" y "Rostro de Mae West utilizado como apartamento".

La familia del General

Otro artista abocado a las ilusiones ópticas es el mexicano Octavio Ocampo. Una de sus más conocidas obras es una imagen que, aunque parezca increíble, oculta el dibujo de hasta 9 personas. Afilando la vista, seguro veas el rostro grande y de perfil de un hombre pelado, en el centro de la imagen y logrando desmembrar esa cara, verás, con un poco más de esfuerzo, la imagen de un hombre y una mujer con un bebé en brazos, que conforman esa imagen inicial. Luego, en el vértice superior izquierdo se puede ver una cara de frente, y dos de perfil sobre esa misma cara. A la derecha de esas caras, hay otra de perfil con nariz y mentón puntiagudos, y otra cara mirando hacia la izquierda y desde cuya frente se dibuja la base de otra cara más hacia arriba bordeada por el pájaro. Por último, puedes encontrar una cara de perfil con pelo enrulado sobre la otra columna de la imagen.

Calavera

Esta es otra obra de Dalí donde puede verse una escena aparentemente festiva con un hombre y una mujer sentados alrededor de una pequeña mesa, con vestidos muy arreglados y copas de champagne. Pero al distorsionar la mirada y alejarse de la obra puede apreciarse claramente la imagen de una calavera, donde el hueco de los ojos lo representan las cabezas del hombre y la mujer, la nariz la forman las manos y mangas del hombre, y los dientes son las copas que aparecían apoyadas sobre la mesa.

Confusión tridimensional

Markus Raetz es un artista suizo que se hizo famoso por sus esculturas que encierran grandes ambigüedades ópticas que sorprenden al ojo humano. Sus obras más características son aquellas que presentan dos lecturas, si se las mira desde distintos ángulos. Este artista llevó las ilusiones ópticas a la tercera dimensión, fuera del papel y descubriendo que es posible observar diferentes resultados combinando distintos puntos de observación tridimensionales. Esta escultura tipográfica permite ver un YES y a la vez desde otro ángulo, un NO, con los mismos elementos que la componen, solo moviéndose alrededor de ella y cambiando la observación.

¿Hombre o conejo?

Aquí tenemos otra famosa obra de Raetz donde puede verse una escultura de un hombre con sombrero, pero por un truco en la creación de la escultura y mediante un juego de espejos, ese sujeto se convierte en un conejo al mirar el reflejo de la imagen en el espejo.

Ilusiones fotográficas

Las obras del artista sueco Erik Johansson son famosas por las increíbles ilusiones ópticas que representan. Es un fotógrafo y retocador artístico de las imágenes que captura. Su obra se trata de intervenciones en cualquier tipo de espacio que luego retoca creando situaciones imaginarias e imposibles en el mundo real. No es raro que entre sus mayores influencias se encuentren pintores como Dali y Escher. Aquí un ejemplo de sus obras donde se muestra una situación de la vida real que, mediante un retoque fotográfico, se transforma en imposible.

Pintura fotografiada

Julian Beever es un artista conocido por sus pinturas en el medio de la calle en varias ciudades del mundo. Representa escenas con gran credibilidad de manera que se vean en 3D y engañando al ojo humano con una habilidad insuperable. Al terminar la pintura, estas imágenes son fotografiadas desde un ángulo particular de manera que represente las dimensiones correctas; desde cualquier otro punto de vista se ven distorsionadas. En esta imagen puede verse un espectacular trabajo de perspectivas que deja convivir el mundo real de la situación de la calle con la escena pintada donde se ve gente saliendo de un pozo de esa misma calle.

Sobre el autor

Mi nombre es Eugenia Orbe. Soy Licenciada en Comunicación y Técnica Universitaria en Periodismo, de la Universidad Católica Argentina. Cuento con 10 años de experiencia en distintas áreas de la comunicación. He trabajado como redactora y editora en medios, editoriales, gráfica, portales Web, publicidad, marketing online y redes sociales.

Créditos fotográficos

  • Comstock/Comstock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article