Cómo limpiar cristalería de laboratorio

Escrito por Andrea Drinkard ; última actualización: February 01, 2018

La cristalería de laboratorio alberga una variedad de sustancias químicas que pueden ser difíciles de eliminar. Obtener una cristalería inmaculada no es tan sencillo como lavar los platos. El procedimiento incorrecto no solo puede dañar tu cristalería, sino que también tu solución química o tu experimento. Tómate algún tiempo al final del experiento y elige el limpiador adecuado que prolongará la vida de tu costosa cristalería.

Enjuaga tres veces la cristalería con una solución hidrosoluble como el cloruro de sodio o la sacarosa y luego lávala dos veces con agua desionizada. Si el agua no está clara cuando la viertes, enjuágala nuevamente con cloruro de sodio.

Utilizando la campana extractora de humos, chasquea ácido clorhídrico concentrado en la cristalería y enjuágala posteriormente con agua potable. Enjuaga tres veces con agua desionizada. Si el agua todavía tiene un aroma ácido cuando la viertes, lava nuevamente con agua desionizada.

Las pipetas, las buretas y los frascos pueden ser remojados en agua tibia y jabón durante la noche. Para extraer los compuestos químicos más fuertes y sólidos de la cristalería, frota con un cepillo. Enjuaga con agua potable, y luego dos veces con agua desionizada.

Advertencias

Deja que toda la cristalería se seque al aire antes de utilizarla. Si debe ser utilizada antes de que se seque, enjuágala con etanol o acetona para eliminar el agua. Utilizar una toalla de papel puede introducir impurezas a la cristalería que pueden alterar tus experimentos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article