Diferencia entre las tormentas eléctricas aisladas y las dispersas

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: February 20, 2019

Aunque en meteorología puede haber diferentes descripciones para cada tipo de fenómeno, el consenso general es que el término “tormentas eléctricas” está asociado a la formación de nubes en las que haya presencia de truenos y relámpagos, independientemente de que esta formación provoque o no precipitación de lluvia hacia la superficie terrestre.

De hecho, en las zonas desérticas de todo el planeta pueden observarse con mucha frecuencia fuertes tormentas eléctricas sin que llegue a caer ni una gota de agua al suelo.

Todas las tormentas eléctricas comparten características básicas y se forman de manera similar. El proceso comienza con el sol calentando el suelo, lo que crea una masa de aire caliente que empieza a ascender desde la superficie en forma de corrientes.

Te recomendamos leer: ¿Qué causa las tormentas?

Estas corrientes llevan la humedad existente en cercanías del suelo hacia las capas más altas de la atmósfera, donde las pequeñas gotitas de agua se condensan rápidamente al entrar en contacto con aire frío existente en esa zona.

La condensación de gran cantidad de humedad da lugar a la formación de las nubes. Por su parte, la alta carga de estática entre las nubes y el suelo pueden generar rayos que van de nube a nube o de nube al suelo.

Transcurrido un tiempo y al perder más y más calor la masa de aire que ha llevado la humedad, las nubes comienzan a congelarse y las gotas de agua vuelven a caer al suelo, formando la lluvia y haciendo que la nube se disipe.

¿Qué significa tormentas eléctricas aisladas?

En términos meteorológicos, se habla de tormentas eléctricas aisladas cuando la posibilidad de que estas se formen en una zona geográfica determinada es menor al 30 por ciento.

Las tormentas eléctricas aisladas se asocian con la presencia de grandes masas de aire caliente y húmedo, por lo que son muy frecuentes durante el verano.

Según el Laboratorio Nacional de Tormentas Severas de Estados Unidos (NSSL por sus siglas en inglés), el promedio de vida de una tormenta eléctrica es de 30 minutos. Esto significa que si llegas a quedar atrapado en medio de una tormenta eléctrica aislada, solo debes esperar un poco antes que el mismo pase.

¿En qué consiste una tormenta eléctrica dispersa?

Cuando se hace un pronóstico de tiempo que indique el término tormentas eléctricas dispersas, se está haciendo referencia a que hay una posibilidad del 30 al 50 por ciento de que se presente una tormenta sobre un área geográfica determinada.

Además, las tormentas eléctricas dispersas suelen afectar un territorio mayor que las tormentas eléctricas aisladas.

Otra diferencia de las tormentas eléctricas dispersas con respecto a las aisladas es que se suelen formar en grupos, lo que quiere decir que en una misma área de territorio pueden surgir al mismo tiempo varias tormentas ubicadas en distintos puntos.

Las tormentas eléctricas dispersas también pueden formar estructuras lineales llamadas "líneas de turbonada", formada por varias tormentas enlazadas en línea.

Este tipo de fenómeno se desarrolla generalmente en paralelo y en la parte anterior de un frente frío que avanza y choca con un frente cálido.

Las líneas de turbonadas también se pueden formar en lado posterior de una tormenta eléctrica ya presente.

Peligro de las tormentas eléctricas

Los peligros de ambos tipos de tormentas son los mismos y no se relacionan solo con la amplitud del área que cubren. Una tormenta aislada concentrada en un solo lugar por mucho tiempo puede causar tantos desastres como muchas dispersas en un área grande.

La descarga de rayos hacia el suelo es el aspecto más peligroso de cualquier tormenta y cada año estas descargas provocan miles de dólares en daños a propiedades y la muerte de ganado e incluso personas en todo el mundo.

Por su parte, las lluvias torrenciales que pueden acompañar a una tormenta eléctrica son causa de inundaciones repentinas, que pueden provocar el aislamiento de poblados y daños a personas y propiedades.

Lee también: El proceso de condensación y evaporación en el ciclo del agua

Además, las tormentas eléctricas estacionarias representan la mayor amenaza de inundación pues descargan todo el volumen de agua contenido en las nubes en una sola área, saturando la capacidad de drenaje del suelo o de los sistemas de alcantarillado y drenaje de ciudades y pueblos.

Otra característica peligrosa de las tormentas eléctricas es la presencia de fuertes vientos y granizo, que pueden dañar vehículos, techos y bienes, causando pérdidas cuantiosas.