Cómo dar un discurso de bienvenida

Escrito por Christine Kukka ; última actualización: February 01, 2018
Comstock/Comstock/Getty Images

El discurso de bienvenida es una intervención pública para dar un recibimiento formal a una o varias personas. Generalmente se hace en el marco de algún evento especial como un almuerzo o comida, o una reunión con fines académicos o empresariales. El mejor discurso de bienvenida debe ser breve, concreto y entretenido. No depende tanto de las dotes del orador, sino del valor y la pertinencia del mensaje. Por eso debes prepararlo con cuidado.

Cómo hacer un buen discurso de bienvenida

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Si quieres hacer un buen discurso de bienvenida, lo primero que debes hacer es tener claras las características del personaje, del auditorio y del tipo de ocasión al que te enfrentas. Algunas reuniones demandan una mayor adhesión a las fórmulas protocolares, mientras que otras son más informales. Lo que digas en tu discurso debe ser coherente con la ocasión. Eso va a determinar desde tu presentación personal hasta el tipo de palabras y el mensaje que vas a transmitir.

Steve Mason/Photodisc/Getty Images

Sería un error que pronunciaras tu discurso sin haber preparado lo que vas a decir y cómo vas a hacerlo. Para que todo salga bien, lo mejor es que identifiques las ideas principales de tu intervención y reflexiones sobre la mejor manera de transmitir tu mensaje. Si tienes destreza para hablar en público puedes llevar apenas una pequeña ficha con las ideas principales. Si no eres muy avezado en estas lides, te recomiendo llevar el discurso escrito y leerlo.

Comstock/Comstock/Getty Images

Un discurso de bienvenida tiene al menos cinco componentes. Primero hay un saludo, que puede ser general o particularizado. Después viene una breve reflexión sobre la importancia del recién llegado. Luego debes informar sobre el carácter de la visita y el tiempo que durará. Enseguida, lo mejor es que expreses tus deseos, o los deseos de tus representados, por una excelente estadía. Finalmente debes cerrar explicando las características del lugar o la situación a las que llega tu invitado.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

El saludo para el invitado y los asistentes puede hacerse de diferentes maneras, dependiendo del grado de formalidad del evento. Si se trata de un evento único, es decir, para un solo invitado, simplemente pronuncias el discurso de bienvenida y luego cedes tu lugar al homenajeado para que responda. Si son varios invitados, o sea un evento múltiple, tu discurso será más breve y cederás la palabra al invitado de mayor jerarquía e indicarás en orden las siguientes intervenciones.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Si hay una mesa directiva debes presentar a los miembros por orden de importancia, al momento de comenzar. Si el evento es un almuerzo o una comida, no llames la atención del auditorio haciendo ruido en una copa con la cucharilla ya que este gesto solo es aceptable en un ambiente estrictamente familiar. Mejor golpea el micrófono o haz un saludo general. Lo más adecuado es que el discurso de bienvenida dure entre dos y cuatro minutos nada más.

Consejos

El humor siempre es muy agradable, pero si la ocasión es formal es mejor que seas sobrio en este aspecto. No caigas en zalamerías innecesarias. La cortesía no significa empalagamiento.