¿Cuáles son algunos buenos usos del níquel?

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: March 13, 2019

Muchos de los minerales que se extraen de la tierra tienen usos diversos. Por ejemplo, el oro y la plata suelen ser empleados por los gigantes tecnológicos para potenciar sus procesadores; el petróleo para hacer diésel y otros derivados. Y el níquel no se queda atrás.

Pero primero, ¿qué es el níquel?

El níquel es un metal que posee un color brillante -entre blanco y plateado- mezclado con vetas doradas. Gracias a sus características, se puede laminar o usar para el forjado de piezas y herramientas, y presenta una asombrosa dureza.

Como consecuencia de su maleabilidad, resistencia a la corrosión y ductilidad, los usos del níquel se centran en distintos procesos industriales.

Veamos cómo lo aprovecha la humanidad.

Sigue leyendo: ¿Cómo se extrae el níquel?

Quien descubrió el níquel nunca imaginó todos sus beneficios

Axel Fredrik Cronstedt nunca habría pensado que, tras descubrir el níquel en 1751, este se convertiría en el epicentro de la industria moderna. Y es que, por su aspecto, abundancia y principales características, hoy todo lo que nos rodea puede tener níquel.

Los buenos usos del níquel

El uso del níquel no es propio de la actualidad. Ya en el siglo IV antes de Cristo se aleaba con el cobre para la creación de herramientas y utensilios. Así lo afirman los textos encontrados en los manuscritos del Imperio Chino y otras regiones orientales, y el estudio de algunos objetos de las antiguas civilizaciones.

Además de la acuñación de las monedas -alrededor de las cuales gira la economía actual- el níquel está presente en otras maravillosas invenciones, como:

Más sobre este tema: ¿Qué objetos están hechos de níquel?

En la industria automotriz

El níquel no solo sirve para fabricar ejes, rodamientos, válvulas, engranajes, frenos, chasis y otros elementos indispensables para la producción de automóviles. También juega un papel importante en la creación de vehículos híbridos.

Este metal -en su forma hidruro de níquel- es el protagonista de las baterías que almacenan la energía cinética generada por el movimiento del vehículo, para luego transformarla en energía eléctrica.

Aleaciones para la industria aeroespacial

Las propiedades del níquel hacen que sea el mejor amigo de la industria de la aleación. Este metal se combina a la perfección con otros para crear acero inoxidable y otras superaleaciones que destacan por su durabilidad, resistencia y fuerza.

Es así como la NASA y otros organismos de investigación y exploración espacial, usan el níquel para construir satélites y naves exploratorias.

Podría interesarte: ¿Cuáles son los usos del cobalto?

En el sector de la salud

El mejor aprovechamiento que la humanidad le ha dado al níquel tiene que ver con el sector quirúrgico. Esta es una de las materias primas más utilizadas para la creación de los instrumentos que usan los cirujanos en las intervenciones quirúrgicas.

Los bisturís, pinzas y otros implementos médicos están hechos con un 55 % de níquel y el resto de titanio, formando un nuevo material al que se le conoce como nitinol.

Almacenamiento eléctrico

El níquel es uno de los principales componentes de las baterías recargables que se venden en las tiendas. Este tipo de almacenamiento energético emplea el óxido de níquel para el ánodo que se encarga de la reducción.

De esta manera, las linternas y otros aparatos pueden obtener la energía que necesitan para mantenerse en funcionamiento.

Discos duros de ordenadores y dispositivos electrónicos

Desde la invención del ordenador y su popularización en el mundo globalizado, el empleo de níquel ha ascendido, y no en vano. Este metal se utiliza en la fabricación de los discos de almacenamiento de los ordenadores para guardar datos, documentos, fotos y archivos del sistema operativo.

El acero inoxidable

En aleación con el hierro, el níquel se convierte en el acero inoxidable que usa la industria doméstica para fabricar los utensilios de cocina, desde ollas, cazos y sartenes hasta la cubertería.

Industria química, eléctrica y marina

Debido a sus propiedades anticorrosivas y a su dureza, el níquel se utiliza en la fabricación y diseño de las turbinas de los motores acuáticos, centrales eléctricas y reactores.