Cómo cambiar tu voz de hombre a la de una mujer

Escrito por Erin Grady ; última actualización: February 01, 2018
Sean Justice/Photodisc/Getty Images

La mayor diferencia entre la voz masculina y la femenina es el tono. El registro vocal viene de la velocidad a la que las cuerdas vocales vibran; más vibraciones producen un tono más alto. La tasa de vibración se determina por la longitud y el grosor de la cuerda vocal. En general, las mujeres tienen cuerdas vocales más cortas que los hombres, lo cual es una razón para que las mujeres tengan voces más agudas. El control vocal también está relacionado con el control emocional. Cuando una persona se siente asustada o excitada, los músculos de la caja de voz de la persona se contraen automáticamente y crean un tono de voz más alto.

Instrucciones

Párate frente a un espejo y observa la forma en la que hablas. Presta atención a la forma en que se mueven los músculos de tu boca y tu garganta cuando hablas normalmente. Usa el espejo en todas tus actividades vocales y observa los cambios en los movimientos de tus músculos

Aumenta el tono de tu voz cantando. Siéntate en un piano y encuentra la media C. Canta los números del 1 al 8 en media C y luego sube una nota y repítelo. Continúa este ejercicio hasta que empieces a sentirte vocalmente cansado. Cantar suelta la caja vocal, amplía el rango de tu tono y aumenta tu control vocal.

Escucha la grabación de una vocalista femenina y canta con ella. Trata de encontrar una que tenga una voz grave para evitar forzar la tuya.

Destaca el tono sobre el volumen. Los hombres tienden a hablar más alto cuando tratan de enfatizar un punto, mientras que las mujeres cambian su tono. Concéntrate en variar el tono de voz en lugar de cambiar tu volumen al hablar.

Coloca tu boca en otra posición. Las mujeres tienden a tener una ligera sonrisa y pequeñas muecas cuando sus bocas descansan. Cambiar la forma en la que sostienes tus labios te ayudará a que hables de una forma más femenina.

Mantén tu lengua más alta y más plana. Esta posición le dará a tu voz una calidad más suave y más abierta que es más parecido a la voz femenina.

Escúchate. Busca el pasaje de un libro o el monólogo de una obra que te guste y lee en voz alta. Escucha el pasaje e identifica las formas en que tu voz se hace más femenina. Continúa practicando el pasaje y escucha tu progreso.

Considera terapia quirúrgica y hormonal. Si tu voz no está progresando como te gustaría, considera otras opciones.

Advertencias

No te sobrepases con las prácticas. El cambio será sutil y ocurrirá con el tiempo. Tratar de acelerar el proceso sólo forzará tus cuerdas vocales. Considera la cirugía o la terapia hormonal solamente como último recurso. No suele ser necesaria si practicas diligentemente.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Sean Justice/Photodisc/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article