Las ventajas de una barra estabilizadora frontal

Escrito por Don Kress ; última actualización: February 01, 2018
Feng Li/Getty Images News/Getty Images

Las barras estabilizadoras se encuentran en la parte delantera y trasera de la mayoría de los vehículos. En la parte delantera, hay un conjunto de dos barras estabilizadoras, una delante y otra detrás de las ruedas delanteras. Dichas barras controlan la inclinación a la que se somete al vehículo en las curvas. Sin éstas, las ruedas de los vehículos serían propensas a mucho movimiento, aumentando el desgaste en otras partes del vehículo, lo que lo haría más inestable al momento de maniobrarlo.

Manejo en la carretera

El manejo en la carretera se mejora cuando las barras rígidas estabilizadoras delanteras están instaladas. Ya que estas controlan la cantidad de balanceo de la carrocería y la flexión a la que se somete el vehículo durante la conducción, incrementan la sensación de precisión a velocidades de autopista. El vehículo ya no "flotará" en otros carriles, sino que proporcionará una imagen más nítida y una respuesta más inmediata.

Manejo a baja velocidad

El manejo a baja velocidad también se ha mejorado sensiblemente con la instalación de barras estabilizadoras delanteras más rígidas. En muchos casos, la tendencia de que el vehículo ruede o se incline es aún más evidente en la conducción en la ciudad que en la carretera. Las barras delanteras antivuelco mantienen el nivel del chasis del coche durante el giro, dando al conductor la sensación de que las cuatro ruedas están firmemente plantadas en el suelo.

Seguridad

Ya que el manejo se mejora utilizando barras estabilizadoras delanteras más rígidas, la seguridad del vehículo también se mejora. Demasiada flexibilidad al chasis le da al coche una sensación de flote y de estar fuera de control. Esto se mitiga con barras estabilizadoras delanteras, ya que mantienen las ruedas del vehículo en el suelo mucho mejor que los que no están equipados con ellas.

Control de frenos

Las barras estabilizadoras frontales fijas ayudan a la parte delantera del vehículo durante el frenado al distribuir uniformemente el peso del vehículo sobre las dos ruedas delanteras, donde se encuentra la mayor parte de la fuerza descendente del frenado. Un vehículo que se desliza en un ángulo de 45 grados durante el frenado aplica la mayor parte de su fuerza descendente a la rueda que se encuentra más hacia delante. Las barras estabilizadoras ayudan a transmitir algo de ese peso nuevamente a la rueda de transmisión delantera.

Referencias

  • Chassis Engineering: Diseño del chasis, construcción y afinación para un alto rendimiento; Herb Adams; 1992
  • Cómo hacer que tu automóvil potente se maneje; Mark Savitske; 2011
  • VW Beetle Performance Handbook: Guía paso a paso para actualizar el motor, transmisión y suspensión; Keith Seume; 1997

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Feng Li/Getty Images News/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article