Trucos para sensores O2

Escrito por Jay Motes ; última actualización: February 01, 2018

Un sensor de oxígeno defectuoso puede causarle varios problemas al motor de un automóvil. Cuando el sensor falla, existen varios trucos que el dueño del auto puede intentar para restaurar el funcionamiento del sensor y facilitar su reemplazo.

Cables dañados

Un cable del sensor de oxígeno dañado puede hacer que esta pieza falle. Objetos en el camino pueden golpear el cable y dañarlo. Si entra en contacto con partes calientes del escape, el aislamiento del cable puede derretirse. Antes de reemplazar un sensor defectuoso, inspecciona el cable en busca de daños y repáralo si encuentras problemas.

Limpieza

Los sensores de oxígeno puede fallar debido al carbón y otros depósitos acumulados que provienen de los gases del escape. Es posible quitar estos depósitos y posiblemente restaurar el desempeño del sensor. El uso de inyectores de combustible o limpiadores de carburador puede ayudar a quitar los depósitos de carbón y otros sedimentos de la combustión.

Remoción del sensor

Los sensores de oxígeno suelen ser difíciles de quitar. Aplicar aceite penetrante sobre las roscas expuestas puede ayudar a liberar el sensor. En casos difíciles, usa un soplete con cuidado para calentar el metal del escape que está alrededor del sensor y así facilitar su remoción. Al cambiar el sensor, un compuesto anti-bloqueo debe aplicarse a las roscas para facilitar una futura remoción.

Sobre el autor

Jay Motes is a writer who sold his first article in 1998. Motes has written for numerous print and online publications including "The Dollar Stretcher" and "WV Sportsman." He holds a Bachelor of Arts with a double major in history and political science form Fairmont State College in Fairmont, W.V.

Créditos fotográficos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article