¿Cómo soldar tanques de combustible?

Escrito por Jane Smith ; última actualización: February 01, 2018
Soldar un tanque de gas o uno de diésel es extremadamente peligroso, además del riesgo que se presenta por los vapores en el fuego.

Soldar un tanque de gas o uno de diésel es extremadamente peligroso, además del riesgo que se presenta por los vapores en el fuego, ya que las soldaduras de tipo MIG o TIG dentro de los tanques de almacenamiento pueden convertirse en gas argón, el cual puede asfixiar al soldador o a cualquier persona que intente un rescate.

"Desconecta la batería y retira o desactivar las fuentes de encendido antes de drenar el tanque", según el Centro Canadiense de Salud y Seguridad en el Trabajo. Esto reduce la posibilidad de que una chispa puede desencadenar residuos de combustible.

Vacía el tanque de combustible completamente en un recipiente certificado para el uso de líquidos inflamables. CCOSH brinda la siguiente recomendación: "No drenes los tanques de gasolina encima o cerca de los pozos de inspección".

Retira el depósito de combustible (si se trata de un vehículo). Haz un punto de acceso si se vas a soldar un tanque de almacenamiento y toma las medidas de seguridad apropiadas, tales como la utilización de aparatos respiratorios y cualquier otro equipo necesario. Organiza un plan de observación, evaluación, rescate y evacuación que no ponga en peligro al personal de rescate de acuerdo con las normas OSHA para el proceso de soldadura con altas temperaturas.

Enjuaga los tanques a fondo varias veces con agua tibia y jabón y viértela en un recipiente certificado para líquidos inflamables.

Evacua los vapores de combustible desde el tanque con una manguera de aire, por un período mínimo de una hora o hasta que el olor de combustible no se detecte desde el filtro. Lleva a cabo pruebas químicas para determinar si todos los vapores de combustible se han eliminado y si el depósito es apto para soldar.

Suelda el depósito de acuerdo con las especificaciones del contrato y teniendo en cuenta todas las leyes, reglamentos, normas de seguridad, así como las mejores prácticas de soldadura. Permite que el tanque obtenga una temperatura de entre 5 a 10 grados (-15ºC a -12,2ºC respectivamente), a partir de 70 grados Fahrenheit (21,1ºC).

Una vez que el tanque se haya enfriado, pon una pequeña cantidad de combustible en el depósito y verifica que no se presenten fugas y si es así, entonces vuelve a instalarlo de acuerdo con las especificaciones del fabricante.

Consejos

Thermo Fisher Scientific en el sitio web Harrisphq.com afirma que: "la primera prueba que se debe realizar es la presencia de oxigeno. El aire fresco contiene 20,9 por ciento de oxígeno con un balance de nitrógeno en su mayoría. La entrada de partículas de combustible no está permitida si el nivel de oxígeno es superior al 23.5% o es inferior al 19,5% en el volumen, de acuerdo con la norma OSHA para espacios confinados, título 29 del Código de Regulaciones Federales (CFR), sección 1910.146".

Posteriormente se debe poner a prueba la presencia o ausencia de "atmósferas explosivas, generalmente medidas en porcentaje del LEL (por sus siglas en inglés). Si los niveles de vapores inflamables se encuentran por encima del 10 por ciento del LEL, entonces se consideran "inseguros para inflamación" y por tanto "no se debe permitir la entrada".

Sobre el autor

Jane Smith has provided educational support, served people with multiple challenges, managed up to nine employees and 86 independent contractors at a time, rescued animals, designed and repaired household items and completed a three-year metalworking apprenticeship. Smith's book, "Giving Him the Blues," was published in 2008. Smith received a Bachelor of Science in education from Kent State University in 1995.

Créditos fotográficos

  • Thinkstock Images/Comstock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article