Los síntomas de un eje CV defectuoso en un coche

Escrito por Richard Keller ; última actualización: February 01, 2018
Polka Dot/Polka Dot/Getty Images

El eje CV (siglas en inglés para velocidad constante) es un componente muy importante en la mayoría de los vehículos de tracción delantera y trasera. Mediante la conexión de dos ejes fijos rotatorios con una serie de juntas homocinéticas, el eje de dirección mantiene la estabilidad durante la manipulación de vaivenes de la suspensión del vehículo. Ya sea por el paso del tiempo o el desgaste, el eje puede empezar a fallar y a producir algunas señales de advertencia.

Vibraciones y sacudidas

steering wheel and dash of British sports car image by Bo Widerberg from Fotolia.com

Cuando las juntas del eje CV empiezan a erosionarse, pueden crear puntos ciegos o puntos problemáticos. Si esto sucede, el eje generará un punto muerto mientras realiza giros y durante la aceleración del vehículo. Esto puede ocasionar vibraciones o sacudidas en el área de la suspensión delantera, que se moverá rápidamente a través del coche durante la aceleración y desaceleración, y en donde el punto focal más probable será el volante.

Zumbidos y gruñidos

Al igual que muchos componentes, el eje CV y las juntas necesitan lubricación para funcionar sin problemas con el calor constante que genera un automóvil. Si la lubricación comienza a disiparse - probablemente a través de fugas en las botas de eje - esto puede causar daños a los engranajes y a los cojinetes de las ruedas. Cuando esto ocurre, el vehículo comenzará a producir un zumbido y un ruido como gruñido cuando la velocidad aumente y disminuya la lubricación.

Otros ruidos

Además del zumbido, un eje defectuoso CV puede desarrollar una gran cantidad de sonidos como "clics", "pops" y ruidos sordos, a medida que el daño a las juntas del eje empeora. Si se escucha un ruido de golpeteo mientras se acelera o desacelera, puede significar que hay un daño en las juntas CV interiores y exteriores. Si continua el golpeteo, durante la conducción a baja velocidad, también puede ser debido al daño en las juntas. Los sonidos como "clics" o los chasquidos pueden ser indicativos de una junta exterior en mal estado. Si cualquiera de estos ruidos se producen, debes llevar el vehículo a un taller de reparación para análisis adicionales.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Polka Dot/Polka Dot/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article