El rol del docente al guiar niños de preescolar

Escrito por Kathryn Rateliff Barr ; última actualización: February 01, 2018
Los maestros de preescolar guían con cariño a los niños a explorar el mundo.

Los maestros de preescolar brindan un servicio único y valioso en la orientación y la formación del desarrollo de los niños pequeños. El niño en edad preescolar pasa la mayor parte de su tiempo aprendiendo muchas cosas nuevas sobre su mundo y sus maestros guían su exploración, manteniéndolo a salvo y alimentando su curiosidad. Los padres necesitan reconocer la importancia de quien enseña a su hijo, asegurando que el individuo crea el ambiente óptimo para el aprendizaje y el crecimiento.

Ambiente seguro

La maestra de preescolar ofrece un entorno seguro para que el niño aprenda. Mantiene el aula libre de peligros, al tiempo que permite a los niños jugar, interactuar y experimentar cosas nuevas. Guía a los preescolares a caminar en el salón de clase en lugar de correr y a evitar que usen las manos y los pies para lastimar a otros. Ella controla el lenguaje y la atmósfera en el aula y no permite que ningún estudiante intimide a otros o los insulte. Cuando los estudiantes se sienten seguros en el aula, se sienten seguros para aprender y explorar.

Clases apropiadas para el desarrollo

El profesor prepara lecciones de desarrollo apropiadas que desafían al niño sin abrumarlo. Las lecciones dan la orientación a los estudiantes para aprender y ofrecen opciones de actividades. Anima a los niños a creer en sí mismos y a experimentar con nuevas ideas. Aprende con el niño, guiándolo a confiar en sus habilidades y comparte su asombro ante las cosas nuevas e interesantes.

Guiar con el ejemplo

Los maestros de preescolar guían los comportamientos de aquellos a su cargo modelando la actitud que quieren ver. Hablan cortésmente con los demás y dicen "por favor" y "gracias", a un volumen apropiado para el aula. Guarda los juguetes y el equipo cuando han terminado y comparte bien con otros. Los estudiantes aprenden habilidades sociales apropiadas mediante la observación del docente y la reproducción de sus modales.

Buenos oyentes

Muchos niños pequeños tienen mucho que decir si estás dispuesto a escuchar. La maestra de preescolar escucha con sus oídos y ojos, observando los comportamientos que acompañan a las palabras pronunciadas por el niño. Se sienta en el nivel de los ojos del niño y le da toda su atención. El niño en edad preescolar aprende que sus palabras son importantes y vale la pena escucharlas. Ella también aprende a escuchar a los demás, siguiendo la orientación de la conducta de su maestro.

Comunicación padre-docente

Los maestros de preescolar pueden pasar más tiempo concentrado con el niño en edad preescolar que un padre que trabaja. El maestro comunica las preocupaciones a los padres y trabaja con ellos para guiar al niño a través de las etapas de crecimiento y aprendizaje. Escucha a los padres y toma nota de las dificultades que el niño pueda tener en su casa, guiándolo de manera saludable para hacer frente a situaciones difíciles. Puede alertar a los padres sobre las estrategias que pueden aliviar los problemas para el niño y construir coherencia entre el hogar y el aula.

Sobre el autor

Rev. Kathryn Rateliff Barr has taught birth, parenting, vaccinations and alternative medicine classes since 1994. She is a pastoral family counselor and has parented birth, step, adopted and foster children. She holds bachelor's degrees in English and history from Centenary College of Louisiana. Studies include midwifery, naturopathy and other alternative therapies.

Créditos fotográficos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article