Cómo reemplazar un sensor de oxígeno en un Subaru

Escrito por Thomas West ; última actualización: February 01, 2018
Un sensor de oxígeno defectuoso en tu Subaru podría hacer que la luz de revisión del motor se encienda.

El fabricante de automóviles japonés, Subaru, ha estado vendiendo vehículos duraderos y económicos desde los años 1960. Subaru ha concentrado sus esfuerzos en la producción de automóviles fiables que sobresalen en la tracción, ya que todos y cada uno de ellos vienen de serie con tracción total. Tu Subaru te debe dar muchos kilómetros de conducción sin problemas, pero si la luz de revisión del motor se enciende, es probable que tu vehículo tenga un sensor de oxígeno malo, de manera que tendrá que ser reemplazado. El sensor de oxígeno monitorea los gases de escape de tu vehículo y permite que el módulo de control electrónico (la computadora del Subaru) sepa cómo ajustar la relación aire a combustible.

Usa un gato hidráulico para levantar tu Subaru lo suficientemente alto como para crear un espacio confortable de trabajo bajo el vehículo. Coloca los soportes de gato debajo del marco del vehículo y baja el gato hidráulico hasta que el peso de tu vehículo esté sobre los soportes de gato.

Deslízate bajo el vehículo y localiza el sensor de oxígeno; debes encontrarlo montado en el convertidor catalítico, en el centro del vehículo, bajo el compartimiento de pasajeros.

Desconecta el arnés del cableado del sensor separando los conectores del cableado. Haz esto levantando la pestaña y al mismo tiempo separando los conectores. Empuja el arnés de cables a un lado, de modo que no se dañe cuando quites el sensor.

Rocía un poco de aceite penetrante alrededor del sensor de oxígeno y déjalo en remojo para aflojar el óxido que es muy probable que rodee el sensor.

Quita el sensor del convertidor catalítico moviéndolo hacia atrás con una llave ajustable en una dirección contraria a las agujas del reloj. Desecha el sensor.

Aplícale compuesto antiadherente a las roscas del sensor, teniendo cuidado de que no caiga compuesto en la punta del sensor. Enrosca el sensor en el agujero en el convertidor y apriétalo con una llave de torsión a 30 libras-pie (0,44 kilogramos por centímetro) en el sentido de las agujas del reloj. Enchufa el conector del arnés de cables en el sensor hasta que haga clic.

Levanta el automóvil con el gato hidráulico y retira los soportes del gato. Baja el vehículo al suelo y retira el gato hidráulico.

Consejos

Comprueba la conexión del arnés de cables en el sensor de oxígeno antes de comprar un sensor de repuesto. El cableado cuelga por debajo del vehículo y puede llegar a ser enganchado por los desechos del camino u otros obstáculos, tirando aparte de las conexiones. La solución de tu problema puede ser tan simple como conectar los conectores del cableado juntos de nuevo.

Advertencias

Antes de intentar cambiar el sensor de oxígeno, deja que el vehículo se enfríe un poco, si lo has conducido en la última hora, ya que el sistema de escape estará muy caliente y podría causar quemaduras graves si entras en contacto con éste.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article