Cómo quitar la pintura de un radiador de hierro fundido

Escrito por J. Johnson ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El radiador es la parte de un tipo de sistema de calefacción. Las series de tuberías que componen al radiador se calientan y proyectan ese calor en el aire. Los radiadores de hierro fundido tienen la particularidad de ser de modelos viejos. Contrario a otros sistemas de calentamiento, tu radiador de hierro fundido resiste en el suelo, por lo general contra la pared. Esto significa que puede dejarse en su lugar cuando realizas proyectos de mejoras en tu hogar, en particular el de pintura. Si tienes pintura en el radiador de hierro fundido, trata de quitarla lo más rápido posible.

Protégete a ti mismo.

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Protégete a ti mismo. Utiliza mangas largas, guantes y antiparras cuando vayas a remover la pintura de un radiador de hierro fundido.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Quita algo de la pintura con un cepillo de cerdas de alambre. Este proceso es conocido como cepillado de alambre. Para grandes partes de pintura se puede utilizar una hoja de afeitadora.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Limpia la pintura con un chorro de arena. Esto requerirá de un soplete que emite vapor y arena sobre la superficie del radiador de hierro fundido para quitar las partículas de pintura. La fuerza del soplete que utilices debe ser de al menos 100 libras (45,45 kilos) por centímetro cuadrado.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Cubre el radiador de hierro fundido con un removedor de solución alcalina si no logras quitar la pintura con otras técnicas. Se deben aplicar el gel o la pasta al radiador y luego limpiarlos junto con la pintura, siguiendo las instrucciones de la etiqueta del producto.

Consejos

Aplica un limpiador anti-corrosivo a penas remuevas la pintura. De esta manera, evitarás que se forme la corrosión y el óxido.

Advertencias

No olvides protegerte utilizando mangas largas, guantes y antiparras. Los productos que vas a utilizar son altamente agresivos para el cuerpo.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article