¿Cómo hacer un pequeño barril de whisky?

Escrito por William Rockwell ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Hay muchas razones para hacer tu propio barril pequeño de whisky: como decoración en el jardín, para la destilación casera, para guardar líquidos o para que sirva de mueble. La cantidad de precisión que necesitarás para hacerlo, dependerá del uso que le vayas a dar. Uno perfecto requiere de mucha práctica, pero afortunadamente, el roble, que es la madera que se utiliza, es muy amable.

Creando las duelas

Compra planchas de roble en una ferretería local. Dos, de 2 por 4 pueden ser cortadas al tamaño con una sierra de mesa y una cepilladora.

Marca y corta secciones de 17 pulgadas y media (43,75 cm) en cada tabla de 2 por 4. Debes lograr obtener 10 secciones de dos tablas. No tires las sobrantes de 8 pulgadas (20 cm); pueden ser usadas en un paso posterior.

Corta las piezas de 17 pulgadas y media (43,75 cm) por 2 pulgadas (5 cm) por 4 pulgadas (10 cm) por la mitad, a lo largo, en el lado de 2 pulgadas (5 cm). Te deben quedar 20 piezas de 17 pulgadas y media (43,75 cm) por 7/8 de pulgada (2,1 cm) por 4 pulgadas (10 cm).

Prepara la sierra de mesa para un corte de 1 pulgada (2,5 cm). Deja las tablas de modo que éste pueda ser hecho a lo largo de la superficie de 4 pulgadas (10 cm). Esto debería darte por resultado tres tablas de 17 pulgadas y media (43,75 cm) por 7/8 de pulgada (2,1 cm) por 1 pulgada (2,5 cm) para cada una. Tendrás además una que más pequeña debido al ancho de la hoja de corte. Coloca estás piezas más chicas a un lado ya que ellas te servirán para usarlas más tarde.

Usa la cepilladora para darles a los lados de 7/8 de pulgada (2,1 cm), de cada tabla un grosor de 3/4 de pulgada (1,8 cm). Esto les dará más flexibilidad a las tablas de roble cuando sea el momento de doblarlas en su lugar.

Lima cualquier borde áspero hasta que estén suaves al tacto. Ahora debes de tener 60 potenciales varas, 18 más de las que necesitas. (Siempre es bueno tener extras ya que usarás 12 para la parte superior e inferior).

Ensamblando el barril

Curva una pieza de 41 pulgadas (104 cm) de hierro formando un círculo. Solda temporalmente con un soplete oxiacetilénico.

Extiende el anillo en una superficie plana y coloca 42 varas dentro del aro. La última será difícil de ajustar; necesitarás martillarla con un mazo de goma.

Desliza el aro de 43 pulgadas (109 cm) alrededor de la parte superior de las varas y deja 3 pulgadas de distancia por la parte inferior de éste Solda temporalmente en el lugar.

Coloca un aro de 45 pulgadas (114 cm) sobre las varas de la misma manera, dejando 3 pulgadas entre ellas y el aro de 43 pulgadas (109,22 cm). También solda en el lugar temporalmente.

Coloca otro aro de 45 pulgadas sobre la parte superior. Esta vez, deja 5 pulgadas y media (14 cm) entre éste y el último. De nuevo, solda en el lugar.

Coloca otro aro de 43 pulgadas sobre las varas. Deja 3 pulgadas bajo el último. Solda en el lugar.

Coloca el último aro alrededor de la parte superior de las varas. Solda en el lugar también. Esto completará el ensamble superficial del barril. Todo lo que quede será pegado a la parte superior y la inferior.

Haciendo la parte superior e inferior del barril

Extiende 6 varas una junto a la otra. Asegúrate de que los lados de 17 y 1/2 pulgadas (44.5 cm) estén nivelados uno contra el otro.

Coloca la parte superficial del barril en la parte superior de las varas y úsalas como un esténcil. Dibuja el exterior del barril en éstas . Repite esto para crear uno en la parte inferior.

Usa una sierra circular para cortar las varas y crear la parte superior e inferior para el barril. Mantén todo los restos de material para un uso posterior.

Mezcla juntas la harina y el agua para formar una pasta. Usa esto para mantener unidas las piezas superiores del barril. Haz lo mismo con la base.

Coloca las piezas de la parte superior y de la base del barril en un horno precalentado a 350 grados, durante una hora.

Retira la tapa y la base del barril del horno y colócalas a un lado.

Carbonizar el barril

Haz una fogata en un hoyo al aire libre. Una vez que hayas estado quemando por cerca de 30 minutos lanza todos los restos de madera que hayan quedado de los cortes.

Espera 10 minutos y luego coloca el barril directamente sobre el fuego.

Carboniza el interior del barril por tres minutos. Esto hará que se caramelice el azúcar de la savia de roble y ayudará a infundirle a cualquier whisky que planees hacer, un leve sabor dulce.

Finaliza la construcción

Remacha todos los aros de hierro en su lugar. Colócalos cada 3 pulgadas.

Coloca la tapa y la base en el barril. Dale golpes en su lugar con un mazo de goma.

Remoja el barril con agua. Puedes hacer esto sumergiéndolo en una gran piscina (sin clorar) durante un día o dejando correr agua encima, desde una manguera por 8 horas. Este proceso produce que el roble se expanda y selle cualquier filtración que pudiera estar presente al inicio del remache.

Deja que el barril se seque al aire por dos días.

Taladra un agujero en el medio de una de las varas con una broca de taladro levemente más pequeña que tu tapón. (Si tienes uno de media pulgada, usa un corte de agujero de 0,4 pulgadas (0,64 cm))

Coloca el tapón en el agujero dándole unos golpecitos con un mazo de goma.

Llena el barril con agua y revisa por si tiene filtraciones. Si no hay ninguna, sella su exterior con un sellante apto para los alimentos.

Consejos

Si vas a usar el barril para vino, omite el paso del carbonizado.

Advertencias

Usa gafas de protección cuando utilices las herramientas.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article