Cómo manejar el embrague

Escrito por David Samson ; última actualización: February 01, 2018
Una transmisión manual permite una mejor aceleración y funcionamiento.

A pesar de que las transmisiones automáticas son mucho más comunes, muchos amantes de los automóviles prefieren conducir con embrague. Una transmisión manual ofrece mejor control y aceleración y, si se hace correctamente, reduce el desgaste de los frenos y el motor. Para el principiante, la conducción con embrague requiere una empinada, pero corta, curva de aprendizaje. Antes de empezar a conducir, deberás familiarizarte con el pedal de embrague y la palanca de cambios con el vehículo apagado y el freno de mano accionado. El embrague es el pedal de la extrema izquierda y la palanca de cambios se encuentra normalmente en el panel central del piso entre los asientos del conductor y el pasajero. En algunos modelos de automóviles, la palanca de cambios está en la columna de dirección.

Presiona el embrague (mientras que el automóvil está apagado) con el pie izquierdo y mueve la palanca de cambios hacia arriba hasta la primera, luego segunda, tercera y cuarta velocidad, y luego reversa. Practica hasta que lo puedas hacer sin mirar.

Coloca la palanca de cambios en neutro y enciende el motor. Quita el freno de mano.

Presiona el embrague hasta el fondo y coloca la palanca de cambios en la primera velocidad.

Presiona el acelerador lentamente mientras mantienes apretado el embrague.

Suelta el embrague lentamente y de forma pareja. Si sueltas el embrague muy rápido, o no le proporcionas suficiente combustible, el vehículo hará un tirón y se detendrá. Esto le sucede a menudo a los principiantes, así que no te decepciones. Sigue intentando hasta que hayas soltado el embrague por completo y el automóvil esté andando.

Acelera hasta aumentar las revoluciones del motor, por lo general alrededor de 3.000 rpm. Presiona rápidamente el embrague hasta el fondo y cambia a segunda velocidad. Suelta el embrague y acelera. Repite este paso para la tercera y cuarta velocidad. No hay necesidad de soltar el embrague gradualmente, como con la primer velocidad.

Presiona el embrague y pasa la palanca de cambios una siguiente velocidad menor cuando desaceleras. Suelta el embrague y continúa conduciendo. Si conduces muy lento en una velocidad alta, el vehículo se atascará.

Presiona el embriague, coloca la palanca de cambios en la posición neutro y aprieta el freno para detenerte. Mientras estás detenido, mantén el automóvil en neutro y suelta el embrague. Presiona el embrague y coloca la palanca de cambios en la primera velocidad para avanzar.

Consejos

Practica en un estacionamiento o en una calle sin tránsito vehicular mientras aprendes.

Siempre realiza los cambios de las velocidades en orden, ya sea cuando subes o bajas las velocidades. Si salteas una velocidad puedes dañar la transmisión y el motor. No hay necesidad de disminuir a la primera velocidad mientras el vehículo está en movimiento.

Sobre el autor

David Samson has been contributing since 1999 under various pseudonyms to a number of underground avant-garde/punk magazines, including "The Bourgeois-Geist" and "Medatrocity." He has a Bachelor of Arts in English from the University of Texas at Austin, and also works as a freelance writing tutor.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article