Cómo limpiar una válvula EGR TDI

Escrito por Chris Stevenson ; última actualización: February 01, 2018
Volkswagen is one of the vehicles commonly equipped with a TDI EGR valve.

La válvula EGR TDI funciona como parte del sistema de control de emisiones en motores turbo, encontrados comúnmente en Volkswagen y otros modelos. Los vapores de aceite y el hollín se acumulan dentro de la válvula EGR, la tubería y el múltiple para formar una película. Esta acumulación puede llegar a ser extrema, lo que lleva a una reducción del flujo de aire y que a la larga provoca un pobre desempeño y una deficiente aceleración. Grandes trozos de acumulación pueden liberarse y entrar en las cámaras de combustión, causando daños a los componentes del motor principal. La válvula EGR TDI debe ser inspeccionada y limpiada de forma rutinaria.

Coloca el vehículo en P o en neutro, dependiendo del tipo de transmisión. Pon el freno de mano y abre el capó. Utiliza un dado para desconectar el cable negativo de la batería y un dado pequeño o un destornillador para quitar los conductos de ventilación del motor superior e inferior de la cubierta y ponlos a un lado.

Consulta el manual del propietario para ubicar la válvula EGR. Se ve como un diafragma metálico del tamaño de un puño, con una manguera de suministro de aire grande y negra conectada a ella, montada directamente en la última parte del múltiple de entrada. Usa el alicate para soltar la abrazadera de resorte que conecta la manguera de suministro de aire a la válvula EGR.

Con unos alicates, afloja la abrazadera de resorte situada en el otro extremo de la manguera de suministro de aire, en la caja del radiador. Tira de la manguera de entrada para sacarla del racor del diafragma de la válvula EGR y ponla a un lado. Mira directamente por debajo del cuello de la válvula y verás una línea enfriadora de escape conectada con dos tornillos de cabeza hexagonal. Quita los tornillos con un dado o un destornillador pequeño. Tira de la brida para sacarla, pero no toques la empaquetadura metálica de la parte de abajo.

Encuentra un dado que encaje con los tres tornillos que sujetan la válvula EGR al múltiple de entrada. Usa una extensión y una llave para aflojar y remover cada perno. Utiliza un dado universal para alcanzar el tornillo en la parte inferior izquierda. Con cuidado, haciendo palanca con un destornillador, separa la válvula EGR del múltiple sin tocar la empaquetadura. Limpia los puertos de entrada y escape de la válvula EGR con un limpiador de carburador y déjalos reposar durante 15 minutos.

Usa una lima plana para afilar un cuchillo de mantequilla desde la punta hasta una pulgada por debajo de la punta. La hoja no tiene por qué estar tan afilada. Rocía más limpiador de carburador dentro de los puertos de la válvula EGR. Usa un movimiento circular para raspar con el cuchillo los puertos de la EGR y eliminar toda la acumulación de carbono en su interior. No toques la válvula de aleta con el cuchillo. Utiliza un cepillo de dientes empapado en limpiador de carburador para limpiar la válvula de aleta por ambos lados. Quita todo el carbono y el hollín.

Limpia el interior de la válvula con trapos limpios. No dejes residuos, partículas de carbón u hollín en ninguna parte interna de la válvula. Esta debe quedar completamente seca. Colócala de nuevo en el múltiple de entrada junto con los tres pernos de montaje. Apriétalos con el dado, la llave, la extensión y el dado universal.

Alinea la línea de enfriamiento de escape y coloca los tornillos hexagonales de montaje a mano. Apriétalos con un destornillador o un pequeño dado. Conecta la línea de vacío de vuelta en el racor del diafragma. Conecta la manguera de suministro de aire a la caja del radiador y al cuello de la válvula EGR. Aprieta las abrazaderas de resorte de la manguera con los alicates y deslízala a lo largo de las mangueras.

Instala los conductos de ventilación de la cubierta del motor en su posición y los tornillos. Utiliza un dado o un destornillador para apretar los tornillos del conducto. Vuelve a conectar el cable negativo de la batería con un dado. Enciende el motor y chequea si hay fugas de vacío.

Consejos

Para una limpieza profesional de la válvula EGR, llévala a una tienda especializada en limpieza con ultrasonidos y que le hagan servicio allí. Este proceso garantiza la eliminación de todas las partículas microscópicas.

Sobre el autor

Chris Stevenson has been writing since 1988. His automotive vocation has spanned more than 35 years and he authored the auto repair manual "Auto Repair Shams and Scams" in 1990. Stevenson holds a P.D.S Toyota certificate, ASE brake certification, Clean Air Act certification and a California smog license.

Créditos fotográficos

  • David De Lossy/Photodisc/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article