Cómo hacer que los frenos de un auto dejen de chillar

Escrito por Francis Walsh ; última actualización: February 01, 2018

Cuando las partes no están trabajando de lo mejor, la primera señal que te da un auto por lo general es un ruido. El ruido que escuchas salir de debajo del capó podría ser atribuido a que los baleros y fajas están gastados y necesitan ser reemplazados. Cuando el ruido que escuchas viene de los frenos, puede ser un chillido largo o corto al frenar. Descubre rápidamente qué parte está creando el ruido, porque debes tomar acciones inmediatas para diagnosticar el problema. Para hacer que los frenos de un auto dejen de chillar a menudo necesitará una inspección visual y algunos pasos simples para corregir la razón que causa el ruido. Cuando el chillido al detenerte te hace pensar que hay algo malo con tus frenos, aprovecha estos pasos para repara el problema de los rotores y pastillas de frenos ruidosas.

Diagnóstico

Haz que los frenos de un auto dejen de chillar diagnosticando y corrigiendo la pastilla de frenos dañada o gastada o el rotor doblado o estriado del disco de frenos. Coloca el vehículo en una superficie plana sin el freno de mano activado. Levanta el ensamble de la rueda que hace ruido usando un gato hidráulico de piso y un soporte de gato para soportar el peso mientras inspeccionas y arreglas el problema. Coloca un bloque de madera detrás de la rueda trasera para más seguridad cuando el vehículo sea levantado.

Quita la rueda que cubre el ensamble del disco de freno que está haciendo el chillido. Inspecciona visualmente el rotor y las pastillas para buscar señales de gastado y daño. Busca rotores que estén estriados o gastados en ondas que muestren que un rotor pueda estar doblado. Mira dentro del calibrador para ver si la pastilla de frenos no se ha gastado por completo. ¿Las pastillas de frenos están tan gastadas que no son efectivas? Rocía y limpia el rotor expuesto y el calibrador de frenos para quitar el polvo acumulado de las pastillas de frenos antes de separar el ensamble del freno.

Usa una llave Allen para separar el calibrador de alrededor del rotor del disco. Dos tornillos de cabeza Allen estarán asegurando el calibrador en un soporte montante desde la parte trasera del calibrador. Tendrás que llegar alrededor del calibrador con la llave de cabeza Allen para aflojar y quitar los dos sujetadores. Gira cada perno a contrarreloj para aflojarlo ates de quitar un perno a la vez. Limpia los pernos con limpiador para frenos y luego sécalo son un trapo humedecido con WD-40. Lubricar y limpiar las partes del ensamble de freno es una forma de eliminar el chillido de un par perfecto de pastillas y rotores de frenos.

Saca el calibrador del rotor y quita las dos pastillas de frenos que están dentro del calibrador. Las pastillas tienen un pequeño soporte retenedor que asegura cada pastilla en el émbolo del calibrador. Saca la pastilla del émbolo y el soporte saldrá con él. Retén el soporte. Inspecciona cada pastilla para buscar puntos calientes o gastados. Cualquiera de estas condiciones requerirá que reemplaces las pastillas de frenos con unas nuevas si quieres que los frenos del auto dejen de chillar. Limpia el interior del calibrador de frenos con limpiador para frenos y limpia con un trapo con WD-40 en él.

Inserta un nuevo par de pastillas de freno utilizando sus soportes retenedores sujetos en la parte trasera de las pastillas e insertadas en los émbolos de los calibradores. puede ser necesario presionar el émbolo del calibrador para insertar e instalar un nuevo par de zapatas de freno y el calibrador sobre el ancho del rotor del disco de frenos. Utiliza una abrazadera en C y una zapata de frenos vieja para presionar el émbolo.

Limpia e inspecciona el rotor para buscar partes dañadas o gastadas. Un chillido puede venir de las pequeñas ranuras que pueden estar presentes en la cara del rotor de un disco de frenos de las pastillas de freno que se han gastado. Un rotor doblado es más difícil de definir si el rotor muestra que hay más contacto con la pastilla de frenos en un lado que en el otro, es necesario reemplazarlo. Golpea la parte trasera del rotor del disco de freno para sacarlo del eje.

Instala un rotor nuevo o maquinado en el eje y golpéalo hasta que se coloque en su lugar con un mazo. Desliza el calibrador y las nuevas pastillas de freno sobre el rotor y colócalo de tal forma que los dos pernos retenedores puedan ser asegurados. Las nuevas pastillas de freno y el rotor pueden ser limpiados otra vez con limpiador de frenos antes de purgar la línea de freno.

Vierte un poco de líquido DOT3 para frenos en una taza o tarro. Presiona el extremo de un tubo plástico sobre el accesorio de purga localizado en el calibrador. Coloca el otro extremo del tubo en el fluido de la taza. Pídele a un ayudante que se coloque en el asiento del conductor para presionar el pedal del freno cuando se lo pidas. Afloja la válvula de purga girándola a contrarreloj hasta que esté suelta, y haz que tu ayudante presione el pedal de frenos completamente. Cuando el pedal de freno sea presionado el líquido de frenos será empujado en la taza a través del tubo. Aprieta el accesorio de purga mientras el pedal de freno está presionado. Pídele a tu ayudante que suelte el pedal de freno y presione el pedal mientras tú aflojas y aprietas la válvula de purga cada vez. Esto empujará aire hacia adentro y hacia afuera e incrementa la respuesta de los frenos que tienen una pequeña cantidad de aire en las tuberías.

Quita la tapa del cilindro principal y llena el cilindro con líquido de frenos hasta que esté lleno. Vuelve a colocar la tapa y luego coloca el ensamble de la rueda en el eje. Quita el soporte del gato usando el gato de piso y baja el vehículo hasta el suelo para probarlo. Tus frenos chillones serán arreglados con este servicio.

Consejos

Lleva un rotor dañado a Autozone par el servicio de mecanizado. El técnico puede medir el ancho del rotor y determinar si puede ser reparado mecanizando la parte dañada. Purgar los frenos puede eliminar los chillidos causados cuando los calibradores no son capaces de presionar los pedales de freno apropiadamente. Una buena purga de tuberías de freno solo pasa cuando purgas cada ensamble de frenos localizado en los extremos de cada eje, al frente y atrás.

Advertencias

Las líneas de frenos pueden dañarse si el calibrador es dejado colgar libremente en la manguera corta de goma a la que está sujeta el calibrador. Los frenos dañados pueden resultar en la pérdida de poder de freno y la inhabilidad de detener un vehículo en movimiento. El peligro es obvio.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article