Cómo hacer un disfraz de princesa para una mujer adulta con un vestido viejo

Escrito por Elizabeth Chaplin ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Si necesitas un disfraz de princesa urgentemente para Halloween pero no puedes gastar dinero en comprar uno en una tienda, es mucho menos costoso crear tu propio disfraz a partir de un vestido viejo. Tanto si tienes un vestido que no has usado en un año o si compras uno en una tienda de segunda mano, puedes reformarlo para que brille y parezca un vestido real de princesa. Puedes hacer este disfraz, que no necesita costuras, con unos pocos materiales básicos para artesanías que no harán tambalear tu presupuesto.

Coloca el vestido en una superficie plana y abre la falda. Es mejor escoger un vestido simple de línea A y largo hasta el piso, sin diseños modernos o saturados.

Crea un diseño alrededor del cuello del vestido con gemas plásticas con la parte inferior plana. Coloca gemas alrededor de las mangas o donde quieras agregar un poco de brillo.

Ribetea los puños de las mangas, la parte trasera y el escote del vestido con cinta brillante o de encaje. No pegues nada todavía; espera hasta que tengas dispuesto todo el diseño con las gemas y la cinta antes de terminar algo.

Pega las gemas y la cinta en su lugar con el pegamento termofusible o para tela. Deja secar totalmente.

Corta una pieza de tul del mismo largo del vestido y del ancho suficiente como para envolverlo alrededor de toda la circunferencia de la parte inferior del mismo.

Corta el tul en forma de trapezoide para que la parte inferior envuelva la circunferencia de la parte de abajo del vestido, y la parte superior rodee totalmente, con un adicional de 6 pulgadas (15 centímetros), la cintura.

Haz pequeños cortes horizontales espaciados aproximadamente por 3 pulgadas (7,5 centímetros) en el extremo corto del tul. Entreteje un largo trozo de cinta, ligeramente más largo que el vestido, entre los cortes.

Ponte el disfraz cuando estés lista para usarlo. Envuelve el tul alrededor de tu cintura con la cinta y átalo en un moño. Frunce el tul con cuidado para que quede parejo. El exceso de cinta colgará sobre el frente del vestido y le dará un detalle extra a tu vestido de princesa.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article