¿Cómo hacer un disfraz original de enfermera zombi?

Escrito por Sara Volmering ; última actualización: February 01, 2018
Conviértete en una enfermera zombi decorando un uniforme médico con sangre falsa.

Durante décadas, los zombis han estado dando tumbos en la cultura popular gracias a una horda de libros, programas de televisión y películas, que los han llevado a convertirse en íconos muy fáciles de reconocer. Parte del horror detrás del concepto de los muertos vivientes es que cualquier persona, independientemente de su profesión o condición en la vida, puede convertirse en uno de ellos o en una de sus víctimas. Pide prestado un uniforme médico y usa sangre falsa y maquillaje para transformarte en una enfermera zombi para celebrar Halloween o acudir a una fiesta de disfraces.

El atuendo

Mezcla 1/2 taza de jarabe de maíz, 1 cucharada de colorante rojo y 1/4 de cucharadita de colorante amarillo en un tazón pequeño. Diluye la mezcla con 1 cucharada de agua. Añade agua adicional para obtener una consistencia más ligera si así lo deseas.

Extiende una lona de plástico sobre una superficie plana. Coloca un uniforme médico sobre la lona.

Utiliza un pincel ancho de 2 pulgadas (5 cm) para aplicar la sangre falsa y hacer grandes manchas en el uniforme. Escoge áreas donde la sangre se acumularía en el caso del que la enfermera o paramédico zombi hubiera atacado a alguien, como puede ser el cuello o la zona del pecho

Llena un gotero o jeringa con la sangre falsa. Sostén el gotero a uno a dos pies (30 o 60 centímetros) por encima del uniforme y presiona el émbolo (si usas jeringa) para crear gotas de sangre y salpicaduras.

Sumerge el pincel en la sangre falsa. Sujétalo cerca del uniforme. Repasa las cerdas con el dedo para crear un fino rocío de sangre falsa sobre la tela

Píntate las palmas de las manos con sangre falsa. Frota la pintura sobre el uniforme desde el centro de la prenda hacia afuera para crear formas desvanecidas de manos que sugieran que las víctimas trataron de defenderse.

Arrastra el uniforme sobre pasto, hierba o tierra para crear manchas de suciedad. Haz énfasis en las rodillas.

Ponte el uniforme junto con zapatillas de deportes blancas o negras. Añade un pisacorbatas, un portapapeles o un estetoscopio si así lo deseas.

Maquillaje

Aplícate una la base líquida dos o tres veces más clara que tu piel en toda la cara y el cuello con una esponja de maquillaje húmeda. Aplica la base sobre tus labios y suaviza con un pañuelo de papel. Tus labios deben lucir bien pálidos, pero todavía con un poco más de color que el resto de la cara.

Añade un poco de sombra de ojos gris claro sobre tus párpados superiores e inferiores.

Utiliza sombra de ojos gris oscuro para la delinearte. Concentra el color en la esquina interna. Usa un hisopo de algodón o un dedo para mezclar los tonos de gris.

Mezcla un poco de sombra de ojos azul oscuro y gris oscuro para crear manchas y moretones en toda la cara.

Frota el aplicador del rímel en la palma de tu mano y mézclalo con unas gotas de agua. Crea marcas que imiten rastros de lágrimas empapando el aplicador del rímel o algún otro cepillo pequeño y colocándolo contra la esquina exterior de tus ojos. Presiona un poco el cepillo sobre la piel para que el agua escurra y ruede por tu cara. Deja que las "lágrimas" se sequen antes de terminar el maquillaje.

Aplica sangre falsa en la cara, el cuello y los brazos con ayuda de tus dedos, el gotero o el pincel. Ten en cuenta la ubicación de las manchas grandes que pongas en el uniforme. Si hay manchas grandes en el cuello, aplica sangre falsa en la boca y la barbilla. Si hay sangre en la manga, debe haber sangre en tu brazo también.

Sumerge los dedos hasta los nudillos en la sangre falsa. Coloca unas pocas hebras de cabello sintético encima de tus nudillos y enreda algunas entre los dedos para que se peguen conforme la sangre falsa se seca.

Pon un poco de sangre falsa en tu pelo con el pincel. Concentra la pintura en las sienes para que se vea como si tuvieras una herida en la cabeza.

Consejos

Antes de ponerte el uniforme, arrúgalo y enróllalo para que se vea maltratado. No dejes de hacer esto, sobre todo si lo compraste y se ve nuevo.

Advertencias

La sangre falsa puede manchar tu ropa, tu piel y tu cabello. Prueba la pintura en tu mano antes del evento para ver cómo reacciona tu piel. Usa agua tibia, jabón y desmaquillante para ayudar a eliminar las manchas de pintura.

Sobre el autor

Sara Volmering started writing in 2007. She has contributed film reviews and human-interest stories to the "Western Herald," her university newspaper. Volmering holds a Bachelor of Arts in English from Western Michigan University.

Créditos fotográficos

  • Comstock/Comstock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article