Diferencia entre el sistema nervioso somático y el autónomo

Escrito por Erin Flanigan ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

El sistema nervioso humano se divide en dos secciones principales: el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico. El sistema nervioso central, o SNC, consiste en el cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico, o SNP, incluye todos los nervios que no son parte del SNC. El SNP puede dividirse a su vez en sensorial, que transmite la información de la sensibilidad, y motor, que envía impulsos desde el SNC a los músculos. La división motora se puede separar aún más en sistema nervioso motor somático y sistema nervioso motor autónomo.

Función general del sistema nervioso somático

El sistema nervioso somático regula los movimientos de los músculos bajo control consciente, como los músculos esqueléticos. Cualquier movimiento muscular voluntario, por lo tanto, es controlado por el sistema nervioso somático. Una vez que decides sobre una acción, el cerebro envía una señal a tu sistema nervioso somático para realizar el movimiento. Los ejemplos de los movimientos musculares voluntarios incluyen actividades sencillas como dar un pulgar hacia arriba o movimientos complejos, como correr o nadar.

El sistema nervioso somático y los reflejos

A veces el sistema nervioso somático reacciona a un estímulo tan rápido que parece pasar por alto el pensamiento consciente y el movimiento voluntario. Esta reacción se denomina reflejo, y por lo general se produce en respuesta al peligro o al dolor percibido. En un movimiento reflejo, un nervio sensorial envía una señal a la médula espinal, que a su vez activa las neuronas motoras ubicadas en ella para hacer frente a la amenaza. Tu cerebro sólo se involucra después de que la amenaza se ha evitado.

Función general del sistema nervioso autónomo

El sistema nervioso autónomo regula las actividades que no están bajo control consciente. Estas funciones involuntarias incluyen la regulación del flujo de sangre, el sudor, la digestión y muchas otras. El sistema nervioso autónomo trabaja en estrecha colaboración con el sistema nervioso somático. Por ejemplo, se utiliza el sistema nervioso somático para participar en una actividad física voluntaria, como correr. Una vez que empiezas a correr, tu sistema nervioso autónomo se activa para acelerar el ritmo cardíaco y la respiración, aumentar el flujo de sangre a los músculos y disparar las glándulas sudoríparas.

Sistema nervioso simpático vs. parasimpático

El sistema nervioso autónomo se puede subdividir en los sistemas nerviosos simpático y parasimpático. Estos sistemas opuestos se equilibran entre sí. El sistema nervioso simpático actúa para estimular al sistema nervioso autónomo, por ejemplo mediante el aumento de la frecuencia cardíaca en respuesta a un susto o una actividad física. El sistema nervioso parasimpático actúa para calmar tu ritmo cardíaco, una vez ha pasado el peligro o la actividad. Aunque se necesita práctica, el sistema nervioso parasimpático se puede poner un poco bajo control consciente a través de ejercicios de respiración, como los que se enseñan en el yoga, las artes marciales y a los policías y militares.

Referencias

  • "Prentice Hall Biology" (Biología de Prentice Hall); Kenneth R. Miller, Ph.D., et al.; 2004
  • "On combat: the psychology and physiology of deadly conflict in war and peace" (En combate: la psicología y la fisiología de los conflictos letales en la guerra y la paz); Lt. Col. Dave Grossman, et al.; 2008

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/BananaStock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article