Daños causados ​​por sobrecalentamiento de motores

Escrito por Robert Moore ; última actualización: February 01, 2018
Comstock/Comstock/Getty Images

Los motores de combustión interna a gasolina están diseñados para funcionar entre 195 y 220 grados, que es una ventana muy pequeña en el sentido del calor creado por el motor. Permitir que el motor se sobrecaliente puede causar daños catastróficos a los componentes internos del motor y, a menudo, reparar esto resulta muy costoso.

220 grados

Cuando el motor alcanza justo por encima de los 220 ​​grados, la combustión de la gasolina puede ocurrir en áreas que no son solo en la cámara de combustión; esto se conoce como detonación. Esta crea desagradables golpes y puede dañar al pistón, los anillos y hasta el caño de conexión del rodado. La detonación puede provocar daños en los enchufes y crea suficiente calor para fundir la correa de la base de la bujía.

250 grados

Si el motor llega a 250 grados, todo el caucho y piezas de plástico del motor empiezan a ablandarse, es un riesgo grave para los motores con colectores de admisión de plástico, ya que se pueden romper o distorsionar, perder su forma y crear fugas de vacío, incluso después de que el motor se haya enfriado. Los puntos calientes se empezarán a desarrollar en el interior de la cámara de combustión, causarán que el preencendido pueda ser tan perjudicial que incluso queme los agujeros a través de la parte superior del pistón y quiebre el aislador de cerámica de alguna de las bujías.

Mas de 265 grados

A 265 grados o más, los componentes metálicos del motor, como el aluminio y hierro fundido comenzarán a debilitarse y distorsionarse. Cuando esto ocurre, la cabeza del cilindro se expande y se aplastan las juntas de la culata, se crea una mezcla instantánea de aceite de motor y refrigerante. Incluso después de que el motor se enfríe, las culatas permanecerán deformándose y tendrás que reemplazarlas. Este calor puede causar que cualquier componente de metal del motor se agriete o se dañe. Las válvulas y pistones del motor comienzan a hincharse y a arrojar desechos dentro de sus orificios. En la mayoría de los casos de este tipo de calentamiento extremo, el motor generalmente se necesita reemplazar.

Efectos del calor extremo sobre el refrigerante

Una mezcla de 50/50 de anticongelante de etilenglicol y agua puede soportar temperaturas de hasta 265 grados en un sistema sellado antes de que empiece a hervir. Cuando el refrigerante del motor se vuelve tan caliente, potencialmente puede producir agujeros y fugas en las mangueras. Un radiador antiguo puede reventar y arrojar el refrigerante caliente en cualquier dirección. Si el líquido se abre paso hacia la caja del motor, todos los rodamientos y sellos para el eje se arruinarán.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Comstock/Comstock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article