Cómo bordar una tela con la técnica de nido de abeja formando rombos

Escrito por Victoria Sweeney ; última actualización: February 01, 2018
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El nido de abeja (o punto smock) es una técnica decorativa de bordado que se utilizaba tradicionalmente en los vestidos de bautismo, la ropa de bebés y otras reliquias. Algunos métodos requieren máquinas para plisar costosas, pero otros, como el de rombos, no requieren ningún equipo o preparación especial.

Marca la sección de la tela que quieres trabajar. Debe ser tres veces más grande que el ancho final que necesitas.

Plancha el molde con los puntos de nido de abeja junto al lado derecho de la tela, para cubrir la zona que vas a trabajar. Espera que la tela se enfríe antes de comenzar a coser.

Enhebra la aguja con un hilo simple y anuda el extremo. Trae la aguja hacia arriba, desde atrás de la tela, a través del segundo punto de la fila de arriba de la sección que vas a coser.

Lleva la aguja hacia abajo a través de la parte superior del punto, en diagonal, hacia la izquierda y abajo desde donde comenzaste. Vuelve a pasar la aguja por debajo del mismo punto. Pásala a través del lado izquierdo del siguiente punto, hacia abajo y a la derecha. Tráela de vuelta por el lado derecho del mismo punto. Llévala hacia abajo por la parte inferior del siguiente punto, hacia arriba y a la derecha. Vuelve a pasarla hacia el otro lado, desde la parte superior del mismo punto. Pásala hacia abajo a través del punto de arriba y hacia la izquierda, que es el punto con el que comenzaste.

Voltea la tela y tira del hilo para ajustar, hasta que los cuatro extremos del rombo se junten. Anuda el hilo con firmeza y corta el excedente.

Comenzando dos puntos hacia la derecha de donde iniciaste el otro rombo, repite los pasos 4 y 5, hasta que la tela esté lista.

Consejos

No planches la tela cosida con nido de abeja. Si necesitas poner en condiciones un sector que esté trabajado con este punto, utiliza una plancha con un nivel alto de vapor y sostenla sobre la tela, dejando que el vapor la empape. Tira de los bordes de la zona cosida para alisarla y luego cuelga la prenda para que se enfríe y se seque.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article