¿Se puede anular un contrato por un vehículo al no tomar posesión de él?

Escrito por Rommel Anacan ; última actualización: February 01, 2018
Barry Austin Photography/Photodisc/Getty Images

El "New York Times" informó que en el 2011, el precio promedio de un vehículo nuevo comprado en los Estados Unidos estaba cerca de los US$30.000, mientras que el precio promedio de un vehículo usado por uno a tres años era un poco mayor a US$23.000. Con el aumento en el precio de los coches nuevos y usados, no resulta sorprendente que muchos consumidores experimentan algún tipo de remordimiento del comprador y busquen maneras de cancelar la compra. Sin embargo, no siempre se puede cancelar la compra de un coche, y de ser así, esto puede no ser tan fácil como algunos creen.

Derecho a cancelar

Contrario a lo que se cree, no existe ninguna orden federal para que un consumidor tenga derecho a cancelar la compra de un vehículo en un plazo de tres días después de firmar el contrato de compraventa. Algunos estados podrían ofrecer a los consumidores algún tipo de tiempo para pensar con calma. Por ejemplo, California exige a los concesionarios ofrecer, para su compra, el derecho a cancelar la venta de vehículos usados de US$40.000 dólares o menos en los dos días siguientes. A menos que tu contrato tenga una condición específica que te dé el derecho de cancelar, una vez que firmas todos los documentos ya eres el dueño del coche. El distribuidor no tiene ninguna obligación de llevarse el coche si cambias de opinión, incluso si decides no retirar el auto de su lote.

Disposición para cancelar ofrecida por el distribuidor

Algunos concesionarios ofrecen a sus clientes el derecho de cancelar la compra de un vehículo. Necesitarás revisar tu acuerdo de compra para saber si tú calificas para este derecho. Los distribuidores que ofrecen el derecho de cancelar a menudo imponen condiciones para indicar que perderás todo depósito que ya hubieras pagado, o puede que debas aportar una cuota de reaprovisionamiento o proceso.

El financiamiento se aprueba

Si estás costeando la compra de tu vehículo mediante el concesionario, podrías evadir la compra si el financiamiento no está terminado antes de iniciar la venta, o los términos podrían ser modificados por el distribuidor. Por ejemplo, un distribuidor podría permitirle a un comprador llevarse un coche a casa mientras espera la aprobación final del financiamiento. En pocos días el vendedor entra en contacto con el comprador y le avisa que los términos originales no fueron aprobados y el comprador debe llevar el auto de vuelta a la concesionaria, donde el comprador tendría que acordar una tasa de interés mayor o condiciones menos favorables para poder conservar el coche. En este caso, puedes devolver el auto y el distribuidor deberá devolverte el depósito y canje que apliquen.

Negociar con el distribuidor

Si tu situación cambió, trata de negociar con el concesionario para ver si te permite renunciar al trato. Puesto que no suele haber ningún mandato legal que obligue al distribuidor a permitirte cancelar, necesitarás confiar en la buena voluntad de él y en tu situación para negociar un resultado exitoso.

Dejar el coche

Si decides dejar tu vehículo con un concesionario después de haber firmado tu contrato, esto puede ser considerado un embargo voluntario de su parte. Un embargo voluntario afectará negativamente tu situación de crédito y no necesariamente te exime de toda responsabilidad financiera por el auto. El titular del derecho de retención puede intentar cobrar la diferencia entre lo que debes y el precio final del auto.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Barry Austin Photography/Photodisc/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article