Actividades que los padres pueden hacer para ayudar con los retrasos en el lenguaje receptivo

Escrito por Sara B. Allen ; última actualización: February 01, 2018
Usa las actividades diarias para reforzar las habilidades de lenguaje receptivo de tu hijo.

Los niños con retrasos en el lenguaje receptivo tienen dificultad para comprender y responder al lenguaje. Ellos pueden tener dificultades para comprender instrucciones o para entablar una conversación recíproca sencilla con otros. Mientras que estos niños pueden beneficiarse enormemente al trabajar con un patólogo del habla y lenguaje, un artículo de agosto de 2011 en el "American Journal of Speech-Language Pathology" demuestra que los padres pueden desempeñar un papel crítico en catalizar de las ganancias en el desarrollo del lenguaje de sus hijos. Estas mejoras no ocurren cuando los padres utilizan técnicas complejas de lujo sino cuando utilizan actividades y juegos cotidianos como ejercicios de aprendizaje de lenguaje. Todo lo que necesitas es un poco de creatividad para ayudar a tu hijo aumentar sus habilidades de lenguaje receptivo.

Características de las actividades que refuerzan la habilidad del lenguaje receptivo

La manera más importante en que un padre puede mejorar la capacidad de lenguaje receptivo de un niño es mediante el aumento de la entrada lingüística. Las actividades eficaces para la construcción de lenguaje le suministran al niño una mayor exposición al lenguaje en un ambiente divertido y de baja presión. Estas actividades implican no sólo escuchar el lenguaje, sino también observarlo o experimentarlo a través del juego. Las actividades deben incluir intercambios de interacción verbales y no verbales entre los padres y el niño.

Actividades cotidianas como oportunidades para el aprendizaje del lenguaje

Incluso las actividades diarias mundanas como tomar un aperitivo o prepararse para la cama pueden servir como una oportunidad para reforzar las habilidades del lenguaje receptivo. Según Kidshealth.org, los padres deben proporcionar comentarios verbales sobre las cosas que ven y hacen cuando están con el niño. Utiliza frases sencillas, repetitivas y trata de transmitir el significado con gestos, expresiones faciales y el modelado. Por ejemplo, señala a una mascota durmiendo y di: "¡Mira, Fido está durmiendo!". Entonces imita a una persona durmiendo y di: "¡Ahora mamá está durmiendo también!". Solidifica aún más la nueva palabra en el vocabulario al utilizarla en una pregunta que requiera una respuesta del niño, tal como "¿Me puedes decir quién está durmiendo?".

La lectura como herramienta de lenguaje

Leer libros ilustrados juntos es una manera eficaz para los padres para ayudar a los niños a conectar el lenguaje con el significado. Simplemente leer en voz alta a los niños puede ser beneficioso, pero lo ideal es incluir también un componente interactivo. De acuerdo con un artículo de junio de 2011 en el "Australasian Journal of Early Childhood", la clave es que los padres utilicen la lectura como un trampolín para el diálogo sobre la historia. Al leer en voz alta, haz que tu niño señale las imágenes que se correspondan con lo que estás leyendo. Para los niños mayores, haz preguntas que empujen a interpretar y a describir los elementos simples de la historia en sus propias palabras. Por ejemplo, pregunta, "¿Por qué Caperucita Roja estaba caminando por el bosque?".

Juegos de lenguaje receptivo

Los juegos ofrecen una oportunidad única no sólo para fortalecer las habilidades del lenguaje receptivo, sino también para ayudar a los niños al aprendizaje del lenguaje asociado con la diversión. El juego popular para niños Simon Says es un ejercicio de aprendizaje del lenguaje de gran alcance, ya que requiere que el niño responda a las instrucciones y preste mucha atención a la construcción del comando. Los padres pueden enriquecer la enseñanza del lenguaje potencial del juego mediante el uso de comandos que instruyan al niño a actuar en relación con los objetos de su entorno, por ejemplo, "Pon tu mano en la silla". Los padres creativos crean nuevos juegos que animan al niño a conectar con jugando declaraciones verbales con acciones y objetos.

Sobre el autor

Based in New York City, Sara B. Allen is a licensed clinical psychotherapist and writer specializing in children, families and couples, as well as lifestyle topics including healthy living, vegan cooking and New York City living. She holds a Bachelor of Arts in human development and a Master of Arts in social service administration and clinical social work from the University of Chicago.

Créditos fotográficos

  • BananaStock/BananaStock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article