Cómo hacer un abanico japonés

Escrito por Nicole LaMarco ; última actualización: February 01, 2018

Los abanicos japoneses son hermosas creaciones con utilidad, cuya fabricación es un antiguo arte japonés. Te lo pasarás en grande enseñando a tus hijos cómo hacer este tipo de abanicos, ¡es un pasatiempo de lo más refrescante para toda la familia! Además, te divertirás creando modelos de abanico japonés personalizados, ya que podrás elegir los colores, estampados y diseños que más te gusten. Prueba diferentes formas de hacer abanicos y encuentra tu favorita. Empieza siguiendo estos sencillos pasos para crear tu propio abanico japonés.

Coloca las varillas. Encuentra la mitad del ancho de las varillas y haz una marca en cada una de ellas a 2,5 cm de uno de sus extremos. Ese será el punto sobre el que el abanico pivote al abrirlo o cerrarlo.

Con la aguja, haz agujeros en las marcas que hiciste en la mitad de las varillas.

Pasa el alfiler de cabeza de 5 cm por los agujeros que acabas de hacer. Junta las varillas como si el abanico estuviera cerrado.

Si quieres que las varillas del abanico sean de distintos colores o lleven algún tipo de decoración, este es el momento de hacerlo. Saca el alfiler y lija las varillas con el papel de lija fino antes de pintarlas.

Pasa de nuevo el alfiler por los agujeros. Usa las pinzas de punta para doblar la punta del alfiler lo suficiente para cerrarlo y mantener las varillas unidas, pero de forma que permita que el abanico se abra y se cierre. Si el alfiler es demasiado largo, corta lo que sobre.

Extiende el papel y coloca sobre él las varillas de bambú de forma que se encuentren a la misma distancia las unas de las otras. Fíjalas al papel con cinta adhesiva.

En el papel, haz una marca a 1,3 cm por encima del extremo superior de las varillas y otra a 2,5 cm por cada lado de las mismas. Recorta los extremos superior e inferior del papel en forma de arco.

Quita las varillas con cuidado para pintar o dibujar sobre el papel el diseño que quieras darle al abanico. Si decides pintarlo, deja que la pintura se seque completamente antes de terminarlo.

Pega las varillas al papel con pegamento y deja que este se seque completamente.

Empieza por un extremo: dobla el abanico juntando la primera varilla con la segunda y doblando el papel entre ambas, y así repite este proceso con el resto de varillas. Tómate tu tiempo para doblar bien el papel entre ellas. Cuando acabes, recorta el papel que sobre. ¡Ya tienes tu propio abanico japonés!

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article